0

Sardinas con tomate

El verano es la mejor época para comer sardinas, es cuando son más abundantes y por tanto también su precio más bajo. De las muchas formas que puede cocinarse este pescado azul una es hacerlas con tomate, una receta típica de Cantabria.

El truco para que las sardinas queden exquisitas, independientemente de como las cocinemos, es cocinarlas poco tiempo. Esto es porque si nos pasamos la grasa característica de este pescado la pierden y quedarían secas, lo que interesa es que queden jugosas y con ese característico sabor y aroma que les da precisamente esa grasa.

A la hora de comprarlas por supuesto hay que escoger las más frescas.

Ingredientes

  • – 1 kilo de sardinas frescas
  • – 4 tomates maduros
  • – harina (para rebozar)
  • – 1 cebolla grande o 2 pequeñas
  • – 3 dientes de ajo
  • – perejil, una rama fresca
  • – aceite y sal
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Comensales: 4
  • Dificultad: Media

Preparación

1.- Lo primero es limpiar las sardinas, hay que quitarles tanto las tripas como las escamas. Podemos quitar también las cabezas, eso va en gustos hay personas que las cocina con la cabeza y otras sin cabeza. En este caso si el pescadero nos las prepara mucho mejor ya que quitar las escamas en casa es algo laborioso.

2.- Una vez limpias las sardinas se les pone un poco de sal y se rebozan en la harina.

3.- En una sartén grande las freímos por ambos lados y las reservamos.

4.- Por otro lado picamos el perejil, pelamos la cebolla y la cortamos muy fina, se pelan los ajos y se cortan en láminas. Los tomates hay que rallarlos.

5.- En una sartén con aceite se rehoga la cebolla a fuego medio, cuando empiece a tomar color se añaden los tomates rallados y sal al gusto y se fríe hasta que el tomate esté hecho. Una vez listo retiramos y reservamos.

6.- En la misma sartén ponemos un chorro de aceite y freímos los ajos en láminas junto al perejil picado a fuego suave para evitar que se quemen.

7.- En una sartén o cacerola grande colocamos las sardinas cubriendo todo el fondo, encima la salsa de tomate que hemos preparado y encima de todo los ajos y el perejil fritos. Tapamos y cocinamos a fuego medio (para que no se peguen) durante 4 o 5 minutos.

recetasfacilesorg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *